Nuestro Blog

seamless-customer-experience

Antes del auge Big Data e Inteligencia Artificial (IA), las técnicas de marketing se sostenían en “casi conjeturas” gracias a las investigaciones de mercado offline pero que no siempre reflejaban lo que realmente querían los consumidores al 100%. De ahí que digamos “conjeturas”, como una aproximación o estimación probable. Sin embargo, actualmente, gracias a las nuevas tecnologías inteligentes y al mundo Social Media, las marcas pueden eliminar estas “conjeturas” e incorporar comentarios reales de los consumidores a sus estudios de mercado para obtener una ventaja competitiva.

Por otro lado, existe una nueva generación, los Millennials, que están acostumbrados a trabajar con bots desde realizar una queja a través de chatbots hasta tener “meets” con bots (ej. citar a un coche Uber). Por lo que no sorprende que esta generación quieran que estos bots los ayuden a elegir un atuendo, un coche o una escapada de fin de semana. Ya sean recomendaciones de Amazon impulsadas por la Inteligencia Artificial que revolucionan la cadena de productos o que toda la industria publicitaria se ajuste a los algoritmos de Google y Facebook, que la Inteligencia Artificial ha estado moldeando el espacio online más que cualquier otra tecnología.

Una nueva generación que requiere nuevas soluciones: IA & Seamless Consumer Experience

La solución es simple de explicar pero difícil de ejecutar: hacer que la experiencia de consumo online sea tan parecida como estar en una tienda física o frente una persona real. El ingrediente que falta aquí es una voz: una voz en sentido figurado, que los consumidores deben escuchar sus deseos y necesidades; una voz en sentido literal, que los consumidores deben poder usar el lenguaje para dirigir su experiencia de compra; y una voz en sentido práctico, que las marcas deben utilizar un tono claro.

Un ejemplo claro de todo esto es Starbucks. La app de la compañía -en EE.UU- permite a los clientes usar su propio “Natural Language” para hacer su pedido antes de llegar a la tienda. Como Starbucks sabe, la idoneidad es clave, y el Procesamiento del Lenguaje Natural permite que los pedidos sean personales y fácil de hacer.

A este tipo de soluciones se les llama Seamless Consumer Experience. Se trata de un concepto focalizado en el usuario y cuyo objetivo es hacer que éste obtenga su experiencia en el consumo de un producto o marca de forma sencilla, transparente y sin  interrupciones (ej. colas de espera).

La Inteligencia Artificial no va a reemplazar a las personas, pero debería ayudarnos a trabajar de manera más efectiva y eficiente. Por ejemplo, cuando el consumidor interactúa con un agente virtual, es fácil infundirle una tonelada de información personal sobre él, y puede actuar sobre esa información rápidamente. Si se le proporciona esta misma información a un agente call center, solo hay una cantidad de datos que pueden procesar sin dejar de responder al cliente.

Por tanto, estas tecnologías inteligentes puede ayudar a personalizar y abordar las preocupaciones individuales de manera mucho más rápida y eficiente que las personas, y los escenarios más complejos serán aquellos en los que comience a buscar la intervención humana en combinación con la Inteligencia Artificial. Todo el mundo quiere una interacción fácil, sin fricciones, similar a la de Amazon, Starbuck, … y eso se está convirtiendo rápidamente en una apuesta para las expectativas de los clientes. La IA puede ayudar a que las empresas lleguen allí donde el ser humano no puede.

Tanto la Inteligencia Artificial, Procesamiento del Lenguaje Natural, Machine Learning… son, probablemente, las tecnologías más predominantes en la actualidad ya que la mayoría de las marcas se centran en mejorar la experiencia del cliente (customer experience),  crear interacciones con el cliente más fluidas y sin problemas (seamless) y optimizar sus resultados.

Comentarios ( 0 )

    Deja un comentario